Busca un equipo de profesionales dedicados al desarrollo y la educación infantil. Que cuente con aulas e infraestructura equipadas para que tus pequeños se sientan cómodos y a gusto en la institución de tu elección.

El equipo debe contar con profesionales altamente calificados en las áreas de pedagogía, educación infantil y psicología. Un equipo serio cuenta por lo general con alrededor de 30 profesionales entre los que se cuenta con profesores, una enfermera, una psicóloga, un pedagogo infantil y maestros asistentes para los pequeños que necesitan de atención individual.

Es importante dedicarse a la educación y al desarrollo tanto físico como intelectual de los niños y las niñas. Se debe favorecer también la integración de los pequeños para que aprendan a interaccionar y relacionarse con otros pequeños.

Por lo general las inscripciones a los centros educativos están abiertas en los meses de verano (de junio a septiembre) y en los meses previos al inicio del semestre de invierno (enero y febrero). Pero es común que para la admisión durante el transcurso del año escolar se haga una cita con el director de la escuela para buscar la mejor forma de integrar a los alumnos durante el año escolar.

Una institución flexible está a tu disposición en las oficinas administrativas de lunes a viernes por lo menos de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Antes de tomar una decisión conoce las aulas perfectamente adaptadas para el cuidado de tus pequeños, la enfermería, el gabinete de consultas psicológicas, el jardín adaptado para los más pequeños, el aula de gimnasia, el aula de clases de música, el comedor y los vestidores entre otras cosas. Por lo general una vez al mes los maestros están disponibles para encuentros con los padres de familia por las tardes después de las horas de trabajo (incluso hasta las 8), tómate el tiempo de ir a conocerlos e informarte de primera mano acerca de cómo ven ellos el cuidado del desarrollo y progreso de tus niños.

Recuerda que la clave del éxito es la cooperación entre padres y maestros.